Buscar este blog

viernes, 4 de julio de 2014

Mary Janice Davidson - Saga Betsy Taylor - 12º Ni muerta ni segura


No es ninguna sorpresa que el viaje al infierno, que es la relación de Betsy con su hermana Laura, vaya a terminar en un suave aterrizaje sobre agua hirviendo. Betsy no es exactamente la que mató  al diablo, pero a Laura la ha puesto en una situación deplorable: asumiendo el rol de Satanás (que no tiene la formación, pero se ve muy bien de rojo) — y a cargo de miles de millones de almas mientras se mueve hacia arriba en el mundo. ¿O será hacia abajo?

A propósito de Betsy; está en una nueva posición extraña — la de ser un monarca responsable, repentinamente a cargo de todas las cosas terrenales: como controlar a su marido vampiro Sinclair, que a raíz de tolerar ahora la luz va de un lado para otro con cara extasiada teniendo una actitud rayana a la temeridad. Y si con Sinclair no fuera suficiente para lidiar, la mejor amiga de Betsy, Jessica, está en su trimestre sexto (y espero que último). Teniendo en cuenta que ha estado embarazada durante dieciocho meses, se ha convertido en una verdadera enciclopedia andante de lo que no se debe esperar cuando estás esperando. Oh, el horror...

Y hablando de los dolores de crecer, Betsy y Sinclair poco a poco se van haciendo cargo de BabyJon. Y el niño, cada vez, es más una incógnita, como su extraña familia versión extendida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario